CHILE & GAUDÍ

 

¡Buenos días! Hoy os acercamos un poco más la figura de Antoni Gaudí, el arquitecto catalán máximo representante del Modernismo. Muchos de nosotros hemos tenido la suerte de visitar su Sagrada Familia o El Capricho de Comillas, pero hoy nos centraremos en sus proyectos internacionales, menos conocidos porque, la gran mayoría, no se pudieron llevar a cabo.
En 1893 realizó un diseño para la construcción de un convento, hospital y escuela en Tánger, cuando ésta todavía era colonia española, pero nunca llegó a materializarse. A su vez, diseñó el que se supondría que sería el Hotel Attraction en Nueva York, pero todavía, a día de hoy, además de no haberse construido, hay problemas de autoría, puesto que puede que el proyecto haya sido diseñado por uno de sus colaboradores, Joan Matamala.

 

Sin embargo, el proyecto que realizó para la ciudad chilena de Rancagua, sí que verá la luz. Rancagua, situada a 100 km. de Santiago, contará el próximo 2017 con una capilla. Para conocer la historia de este proyecto debemos de retroceder en el tiempo hasta el año 1909, cuando el franciscano Angélico Aranda viajó a Barcelona para perfeccionar su arte, la pintura. Sabemos que Aranda le pidió un autógrafo a Gaudí durante una de sus visitas a la Sagrada Familia, e hizo incluso un importante donativo, mientras que en el taller del arquitecto se encontraba una pintura del franciscano. En agosto de 1922, el fraile escribió a Gaudí en el que le decía: ” Deseoso de hacer una obra original, bien original, me acordé de usted ”, por lo que pidió que realizara unos planos, a cambio de que  rezara por él. Sería un lugar dedicado a Santa María de Los Ángeles. Gaudí, que al principio se resistió, alegando el trabajo que tenía en la Sagrada Familia, le contestó, el 12 de octubre, ofreciéndole el diseño de una capilla, con medidas y destino parecido a las que le pedía, añadiendo que ”sería una prueba de confraternidad espiritual entre España y América”.

 

En la carta se menciona que la obra tendrá planta cuadrada, alzado circular y estará rematado por una cúpula, se asegura que se adjuntan un par de croquis de una de las fachadas y  un corte interior. Las copias de las cartas (los originales se quemaron durante la Guerra Civil, al igual que ocurrió con todo el taller de Gaudí) se conservan en el Archivo Diocesano de Barcelona y se rescataron en 1973 cuando se ordenó el archivo. En 1996 se constituyó la Corporación Cultural Gaudí de Triana para impulsar la ejecución de la capilla en el llamado Parque Cataluña, en el centro de Rancagua.

 

¿ Qué os ha parecido nuestro post de hoy?
¿Sabíais de la existencia de esta capilla?
error: